terça-feira, 11 de janeiro de 2011

la piñata y sus cabañas en el jardín zen

2 comentários:

Ángel disse...

Espero que sea un refugio protegido. lo de las piñatas siempre me pareción una crueldad.
un abrazo compadre

Hellag disse...

eheheh.....:)